ﭿ                         

Sheikh Isa Garcia

Los relámpagos casi ciegan sus ojos. Cuando los iluminan caminan a su luz, pero cuando la oscuridad vuelve sobre ellos se detienen. Si Dios hubiese querido les habría dejado sordos y ciegos. Dios tiene poder sobre todas las cosas.